MANIFIESTO POR LA SALUD Y LA PSICOLOGÍA

25 de febrero de 2004

porlalops@correo.cop.es http://www.porlapsicologia.org

 EL PROBLEMA

 El Gobierno de España y el Parlamento ha aprobado una legislación que perjudica la salud, al cuestionar que todos los licenciados en Psicología puedan trabajar, impidiendo que puedan actuar sobre trastornos mentales y del comportamiento, y no reconociéndoles como profesionales sanitarios.

Esta legislación que no tuvo en cuenta la opinión del COP, va en contra de lo que es la Psicología, se opone a legislación y sentencias judiciales anteriores, atenta contra el derecho constitucional al trabajo y perjudica la salud de los españoles al imposibilitar que exista un número suficiente de profesionales que cubran la demanda social de atención psicológica.

Un resumen de esta legislación y sus textos completos en

http://www.porlapsicologia.org/legislacion.htm

LA PSICOLOGÍA SÍ ES SANITARIA

 La Organización Mundial de la Salud (OMS) define: “La salud es un estado completo de bienestar físico, mental y social, y no sólo la ausencia de enfermedad o dolencia”. La Psicología estudia científicamente el comportamiento humano, y diagnostica y trata la salud mental desde hace más de 100 años. Un psicólogo en un colegio, en una prisión, en un instituto de secundaria, en un servicio de emergencias, en un centro de salud, en un gabinete privado, en un hospital, en un equipo deportivo, en un servicio de orientación laboral, en una empresa y en muchos otros lugares, emplea unas teorías y herramientas, es decir, la Psicología, para conseguir unos objetivos que tienen todos en común mejorar el bienestar de las personas. Decir que la Psicología no es sanitaria, que no es una disciplina que se dedique a la salud, es tratar de negar la realidad. La Psicología sí es sanitaria.

 LA PSICOLOGÍA Y EL SISTEMA SANITARIO

 Cuando una persona “se encuentra mal”, acude a los especialistas de la salud. En España y la mayoría de los países desarrollados éstos están fundamentalmente en el sistema público de salud (centros de salud, hospitales… de titularidad pública). La Psicología inicialmente no estaba ahí. Así que los psicólogos empezaron ejerciendo en el ámbito privado ofreciendo servicios que el usuario paga directamente. Precisamente porque la Psicología ha tenido éxito en la mejora del bienestar de sus clientes, se ha desarrollado profesionalmente, y no permitir su presencia en el ámbito público del sistema de salud no era justificable. La creación del Título de Especialista en Psicología Clínica vino a regular la formación específica que necesitaban los licenciados en Psicología para poder incorporarse al sistema público de salud. Esto ha supuesto una mejora del sistema sanitario y un avance en el reconocimiento social de la Psicología.

 EL TÍTULO DE ESPECIALISTA EN PSICOLOGÍA CLÍNICA

 La legislación aprobada reconoce que los Titulados en la Especialidad de Psicología Clínica son sanitarios y pueden trabajar. Pero esto no soluciona el problema, porque:

1. No pueden hacer lo esencial de su trabajo: tratar los trastornos mentales. La legislación aprobada define la unidad de Psicología Clínica como la que se ocupa de los “fenómenos psicológicos”, mientras que los “trastornos mentales y del comportamiento” quedan asignados a la unidad de Psiquiatría.

2. Muchos psicólogos que llevan tiempo ejerciendo profesionalmente, los licenciados de los últimos años y los actuales y futuros estudiantes de Psicología, tienen casi imposible obtener el título de especialista en Psicología Clínica, ya que el número de plazas para obtener este título es muy bajo (74 plazas de Psicólogo Interno Residente -PIR- para toda España en la convocatoria de 2003). Número claramente insuficiente para la demanda social existente.

 LA PSICOLOGÍA TAMBIÉN ACTÚA SOBRE LOS TRASTORNOS MENTALES

 Los médicos psiquiatras, por su formación, son más expertos en los aspectos físicos de la salud (por ello son los cualificados para recetar psicofármacos), mientras que los psicólogos, por la suya, están cualificados en los aspectos mentales y sociales. Estas dos profesiones son complementarias y deben trabajar en equipo. Excluir a la Psicología de la actuación sobre los trastornos mentales y del comportamiento (definidos en las clasificaciones diagnósticas) es tratar de negar lo que en la realidad viene haciendo y, si se cumple, perjudicará gravemente la salud de los españoles, al no permitir que profesionales preparados puedan trabajar para mejorar el bienestar mental y social de las personas.

 POR TODO ELLO REIVINDICAMOS

 1. Que no se perjudique la salud de los españoles y, para ello, que los licenciados en Psicología sean reconocidos explícitamente en la legislación vigente como profesionales sanitarios que actúan psicológicamente sobre trastornos mentales y del comportamientos y otros problemas psicosociales.

2. Que la licenciatura en Psicología pase al área de Ciencias de la Salud en el catálogo oficial de títulos, adaptándose a la realidad de su desarrollo.

3. Que la licenciatura de Psicología sea requisito suficiente para trabajar en el ámbito público y privado en aquellos puestos que no exijan la denominación de “Psicólogo Especialista en Psicología Clínica”.

4. Que el Sistema Nacional de Salud debe garantizar el derecho de los ciudadanos a recibir atención psicológica. Para ello debe incrementarse en él el número de profesionales de la Psicología.

5. Que se garantice el derecho a la formación de Psicólogo Interno Residente -PIR-, aproximando el número de plazas convocadas (74 en el 2003) al número de solicitantes.

 INVITAMOS

A todos los ciudadanos y ciudadanas, a todos los colectivos y organizaciones sociales, a que se sumen a este manifiesto y lo comuniquen a los partidos políticos y autoridades competentes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Y el Pelabaudios dijo: -"Tecnología, Software Libre y Psicología, Oh Poesía!!