Entrenamiento

Me dijeron que un maestro de sable ya anciano había dicho esto:

«El Samurai debe entrenarse toda su vida», y para ello hay una razón. Al principio, incluso en caso de práctica regular, uno no tiene la sensación de progresar. Uno se sabe poco hábil y ve a los demás a su propia imagen. En este estadio es inútil precisar que no se es de ninguna utilidad al servicio del Daimyo. Cuando se alcanza un estadio mediano, uno no es todavía de gran utilidad pero toma conciencia de sus deficiencias y empieza a notar las imperfecciones de los otros.

Cuando un Samurai alcanza un nivel superior, es capaz de tomar, por propia iniciativa, decisiones en cualquier situación, de tal manera que ya no necesita los consejos de los otros. Un Samurai es, podemos decirlo, útil al Daimyo. Luego, por encima de este nivel, están aquellos cuyo rostro jamás revela lo que piensan, los que no hacen jamás gala de su habilidad, que fingen ignorancia e incompetencia. Y lo que es más: respetan la habilidad de los otros. Para muchos, ésta es la ambición más alta. Pero a un nivel todavía más elevado existe un dominio que supera la habilidad del común de los mortales. El que se compromete a fondo en la Vía de este campo, toma conciencia de que su entrenamiento será ilimitado y que no podrá estar jamás satisfecho de su trabajo. Por esto un Samurai debe conocer sus debilidades y pasar su vida corrigiéndolas sin jamás tener el sentimiento de haber hecho ya lo suficiente. No debe, naturalmente, tener demasiada confianza pero tampoco sentirse inferior.

Yagyu, el maestro de la Vía del Sable, que enseñaba al Shogun Tokugawa, decía: «Yo no sé cómo superar a los otros. Todo lo que sé es cómo superarme a mí mismo». El se decía: «Hoy, yo soy mejor que ayer, mañana todavía seré superior». Un verdadero Samurai consagra todo su tiempo al perfeccionamiento de sí mismo. Es por ello que el entrenamiento es un proceso sin fin.

Hagakure

(Significa: «Hojas Ocultas») el libro es también llamado «El Camino del Samurai» o «El libro del Samurai».

Un comentario sobre “Entrenamiento”

  1. Qué guapo! Me ha recordado a la serie de anime de Kenshin Himura, aquí llamada «El guerrero samurai». Evidentemente está en el nivel supeiror. Lo bueno es que esto es aplicable a tantos ambitos que mola.

    Cuando vaya a Japón en septiembre comprobaré in situ todo esto X-P

    Jejeje. Abrazos. Domo arigato! saionara!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.