Filosofía + Psicoanálisis + Anime= Neon Genesis Evangelion

Hace poco terminé de ver el magnífico anime Neon Genesis Evangelion de Hideaki Anno, como no podía ser de otra manera tuve que comentarlo en el currelo a modo de confesión y me he encontrado dos posiciones de aquellos que la han visto:

1) -«Me ha molao.»

2) -«El director se flipa demasiado».

Bueno, en mi opinión el director no esta nada flipado, de hecho creo que es el mejor Anime que he visto después de la inmortal Akira.

La serie evoluciona de un principio poco menos que de Mazinger «de segunda clase» a meterse en harina tirando de filosofía, psicología y emociones del propio director de la serie. Cada personaje lleva un poco de él en su interior, el ejemplo más claro es el del personaje «Shinji Ikari» que no se lleva bien con su padre, Hideaki parece ser que tampoco se llevaba bien con el suyo, lo de este hombre con esta serie es lo que llamaria Freud una «abreaccion» o «catarsis» en toda regla.

Todos los personajes tienen conflictos bastante serios con sus padres o problemas en su infancia, desde padres ausentes hasta madres suicidas, el complejo de Edipo se refleja claramente en el amor que siente Shinji por Ayanami que es, ni más ni menos, que un clon de su madre. Pero en este trio relacional de Shinji, Ayanami y su padre Gend? Ikari la cuestión no se queda en el complejo de Edipo, va más allá, Shinji realmente anhela ser valiente como su madre para llevarse bien con su impasible padre, el cual esta obsesionado por volver a encontrar el amor de su mujer (Yui Ikari), muerte de la cual se siente responsable.

Shinji erróneamente cree que su padre le odia, cuando en realidad «simplemente» le ignora ya que esta completamente trastornado y piensa que todo se solucionará con el «Proyecto de complementación del hombre», la complementación del hombre es unir a todos los hombres (como era originariamente el espíritu del hombre «Lilim») consiguiendo lo que se podría llamar «el absoluto», en el que no hay dolor ni sufrimiento puesto que todos compartimos el problema y la solución, la verdad de todo. El vacio y la soledad de los individuos es insuperable cuando estos están aislados, sin embargo la humanidad puede encontrar la felicidad y la realización completa de sus disposiciones a nivel de especie, esta idea fue desarrollada por Enmanuel Kant.

En el plan de complementación, todos somos uno y por lo tanto nos complementamos, es como el regreso al Adam que todos los ángeles buscan para encontrar la paz que se les niega al ser inmortales, por esa razón buscan al Adam, para volver a su estado completo. Nosotros nos complementamos en vida y encontramos paz en la muerte, como no tienen ese tipo de experiencias y se consideran condenados, nos envidian y odian, además de no entender porque Dios no les creó a su imagen y semejanza como a nosotros.

Hideaki Anno además nos deja entrever que el ser humano paga un alto precio por todas esas «ventajas» respecto a los ángeles puesto que el precio a pagar para la humanidad es el dolor, y una de las carácterísticas que nos define como especie probablemente sea el dolor y sufrimiento que somos capaces de sentir y administrar a otros.

Próximamente hablaré de cada uno de los principales personajes uno a uno.

Os recomiendo que la veaís y de paso opinaís…

😛

Un saludo!,

elduende.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.