Nunca se me dió mal del todo…

A veces uno se sorprende reflexionando sobre como se han desarrollado un montón de acontecimientos en la vida, y de paso, pensando en como hubieran sido las cosas de cualquier otra manera…

El otro día me puse a pensar en el primer contacto que tuve con ordenadores, fué sobre los 10 años más o menos (y tengo 32!), recuerdo que la primera vez que toque uno fué un IBM del que por desgracia, no recuerdo el modelo (¡¡joder como olian los plasticos de aquellos PC con pantalla de fósforo verde!!). La forma en la que llegué a tocar uno de esos trastos, que en aquella época debían costar un riñon fué en el colegio al que me llevarón en el verano de 1983 como premio por mis buenas notas en el cole mi barrio.

-¡Sí, habeís oido bien!, me llevaron a un colegio en el que nos daban clases de inglés y de unas cuantas cosas más (además de informática), haciamos excursiones (una fué a NCR y otra a la empresa BULL por cierto 😀 ) …El colegio era un poco «pijo» pero a mi con 10 años la verdad es que ese detalle me daba exactamente lo mismo, acostumbrado como estaba a un «Colegio del Estado» entre el barrio de la Ventilla y el Barrio del Pilar para mi aquello eran unas vacaciones en toda regla en un hotel de lujo (en realidad lo era, pero los chavales que iban alli no estaban muy contentos, al menos no tanto como yo…).

La cuestión es que en el colegio empezaron a enseñarnos BASIC sobre los IBM y acabé en un mes haciéndome mis propios juegos, uno que era como el «Space Invaders» (bueno casi… :-P) y otro en el que se le tenia que poner a un burrito la cola (como en los cumpleaños de entonces), poco después tuve la suerte de que mi tia Rosie (informática profesional desde «197 y pico») me trajera un Spectrum 48k y empecé a darle a la tecla bastante jovencito…
Mientras crecía y me enviciaba con el Micromania, los juegos y la programación en BASIC ( era todo un friki y mis colegas conmigo se aburrian mazo porque me pasaba la vida jugando y/o programando y no salía a la calle), me acabé hartando de Spectrum, de informática y demás (la verdad es que no se muy bien en que momento ocurrió) y lo dejé de un día para otro del todo como otras tantas cosas que dejé por el camino de la adolescencia o «época dificil».

Al tiempo (unos cuantos años…) mi padre se compró un Tandon Datapac que funcionaba como un reloj bajo msdos y al que dominarlo, le costó muchos puñetazos a la mesa del despacho, tanto es así que yo le cogí mania a la informática porque lo único que oía de su boca eran pestes sobre esta…Cuando me apuntaba alguien que era la profesión del futuro, pensaba que me gustaba más el trato con la gente que estar todo el dia sentado hecho un friki detrás de una pantalla, acabé estudiando Psicología Clínica y de Recursos Humanos (curioso nombre para lo «humanos» que suelen ser) y no me gustaban mucho de los ordenadores, cuando salí de la carrera no encontraba «curro» ni a la de tres, después de tres cursos de 850 horas de los del INEM sobre NT4.0, Linux Red-Hat 5.2 y programación orientada a objetos y programación web acabé de nuevo en Informática.

Las vueltas que da la vida…

¿Y si hubiera seguido sobre informática desde pequeño hasta finalmente hacer la carrera de informática?,¿que sería hoy?.

¿Y si no hubiera vuelto a tocarla nunca más?.

A lo que iba después de dar tantas vueltas, parece que estaba escrito que tenía que darle a «los teclas» y la verdad es que mal no se me dá del todo.

Lo que si tengo claro es que yo tuve la suerte de que mis padres me mandaran a un colegio que aunque para los niños ricos era un castigo (ir al cole en verano ya sabes…), sin embargo para mi fué un placer. En ese colegio pude conocer el basic y los primeros pc’s por lo que mis padres se animaron a comprarme más tarde un spectrum, los chicos de mi colegio del barrio (en el 80% al menos) no tuvieron este tipo de oportunidad, curiosamente me recuerda lo del tema de la brecha digital hoy en dia…

Pero de eso hablaré otro dia, la «brecha digital»…

elduende

Un saludo desde eudaemonia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.