¿Software libre y gratis?, pues sólo si quieres la verdad.

Otra vez ando por el ciberespacio después de una semana infernal en el curro y no tener tiempo ni para reflexionar sobre que quiero escribir en mi blog.
Siempre he intentado que la gente a mi alrededor conozca otras alternativas a la hora de ejecutar sistemas operativos en sus máquinas, Linux, FreeBSD, etc. Casi siempre intento iniciar a la gente en Linux, puesto que lo normal es que conozcan al menos por encima Windows, ya que es lo que nos meten por las narices inflando el precio de nuestro hardware cuando compramos un equipo preinstalado.
El porque de tanto empeño es sencillo, gracias al software libre tendremos cada vez mejores aplicaciones tanto para Windows como para Linux y además la gente suele tender a hacer copias ilegales de programas para instalar las cosas que Windows no trae por defecto. La consecuencia es que sin saberlo, están por un lado cayendo en la ilegalidad y por el otro no apoyan la creación de un programa alternativo que nos dé las funcionalidades que desean. Además lo que hacen es apoyar indirectamente a aquella marca que en cualquier momento podría llevarle a jucio por no pagar su licencia.
Yo se que hay mucha gente que se ha instalado un MsOffice que no estaba debídamente licenciado, y digo yo, ¿no estas más tranquilo instalándote un Openoffice que te da más funcionalidades y encima no te pide licencia de pago?.
Lo que ocurre es que la gente tiende a ser «vaga», es mejor instalar todo con «sencillez» y ser un «criminal» que currarse las cosas por cuenta de uno (cada vez esto hace menos falta) o pidiendo ayuda al excelente soporte de la comunidad opensource.
Ojo que aunque la mayoría del opensource te lo puedes descargar gratis, no es lo mismo libre que gratis, pero esta es otra historia…

El pirateo sólo lleva a engordar a la vaca gorda y a convertir a ciudadanos de bien, en potenciales criminales ante un juez.

Hoy un familiar mio se ha desesperado con la instalación del Mandrake 10 que le pasé, dice que ya no quiere usar Linux porque no le vale de nada y no se enterá de como hacer las cosas, la verdad es que se ha acostumbrado a su Windows 98 (totalmente legal por cierto) y ponerse uno a empollar las cosas de nuevo pues…es duro. Si usáramos google, nos leyéramos los libros adecuados y supiéramos antes un poco de redes, pues a lo mejor nos iban mejor las cosas cuando nos acercamos a un nuevo producto.
El software libre algunas veces nos pide un esfuercillo extra para poder usarlo ya que está en constante desarrollo, los que trabajamos con él y los que lo desarrollan, seguiremos esforzándonos para que un día la excusa de «es que no me entero» no pueda usarse.

Darle una oportunidad al software libre, muchos estaremos encantados de ayudar y enseñar los «secretos» de una red libre y sin fronteras.

Un saludo desde eudaemonia.

El duende.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.