Te fuiste…cuando supiste que todo estaba en orden.

Ahí estabas esperando…tan solo por mi, por darme paz, paz que necesitaba mientras tu luchabas por mantener la consciencia…

Nunca te olvidaré…

Mateo 6:6

Pero tú, cuando ores, entra en tu cuarto, cierra la puerta y ora en secreto a tu Padre. Y tu Padre, que ve lo que haces en secreto, te dará tu recompensa.”

Mientras espero a verte, voy a pasarlo bien porque estoy agradecido, voy a acelerar tan a fondo como pueda…tú me protegerás hasta que no haga falta.

Gracias Padre, te echo tanto de menos…

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.