La exposición a una gama amplia de microbios puede reducir las alergias

Buenas de nuevo electroduendes, hoy toca hablar de las alergias. El otro día estaba surfeando la web un poco y me encontré con este artículo que habla sobre las alergias y en el que han descubierto lo que da título al post.

Para introducir un poco el porque de mi interés sobre este tema, os contaré que he sido muy alérgico a una gran variedad de sustancias sobre todo en mi infancia (excepto comidas y medicamentos), de hecho no me podía ni acercar a un perro o un gato a 2 metros sin acabar estornudando y provocándome un asma brutal. En varias ocasiones acabé con oxigeno en el hospital y córticoesteroides. Después de hacerme las típicas pruebas alérgicas de pequeño y estar vacunándome desde los 10 años hasta más o menos los 17, las alergias al los diferentes pólenes bajaron sustancialmente, pero las alergias a los animales me dijeron que no bajarían puesto que no hay vacuna para ellas.

Y ahora viene mi experiencia personal y sobre la que siempre he reflexionado durante años, a pesar de no tener vacunas contra las alergias a los animales, una vez me vacunaron contra los pólenes todas mis alergias bajaron en intensidad. Esto tuvo una consecuencia directa, al bajar la intensidad de mi malestar por alergias empecé a hacer más deporte y moverme más por el campo; mi contacto con animales fue mayor durante los años posteriores, dejé de preocuparme por la suciedad que puntualmente me pudiera rodear y en resumen, me he expuesto durante años (aunque con medida) a millones de sustancias que cuando era pequeño no podía ni pensar en acercarme, de hecho, yo he forzado ese contacto. Me encantan los animales, el campo y la actividad deportiva, me he llegado a bañar en sitios no muy recomendables como arrozales o la misma Albufera Valenciana que ahora esta bastante limpia, pero en los años 80 y 90 era una auténtico asco de químicos, bacterias y demás, ya os digo que mi exposición a un millón de porquerías ha sido alta.

Al principio tocaba un perro, gato, etc e inmediatamente me lavaba las manos, cualquier otra molestia la suplía con un inhalador que tenía que usar en momento de crisis, pero poco a poco las molestias se han diluido en el tiempo.

Este estudio demuestra lo que yo ya sospechaba, la gente de campo tiene menos alergias y es por algo, además cuando uno se expone a muchas sustancias el cuerpo se acostumbra o a combatirlas o convivir con ellas. Ahora tengo dos preciosos gatos en casa, el polvo de casa me molesta como a cualquier otra persona, en primavera veo amigos míos que de pequeños tenían menos alergia que yo fastidiados tomando antiestamínicos mientras yo estoy perfectamente.

Estoy seguro que este estudio es correcto y también estoy seguro que la limpieza o el cuidado de los niños pequeños es importante, pero tal vez hay que exponerlos gradualmente a todas las sustancias que se pueda para que no desarrollen estos problemas. La obsesión por la lejía y la limpieza o impedir que el niño y/o adolescente tenga contacto con la sustancia alergénica hace que su cuerpo no se acostumbre a ella, causándole a la larga más molestias y problemas alérgicos.

Espero que os sea curioso o útil,

elduende.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.